• ca
  • es
  • en

ENTREVISTA A UNA PILA ANÓNIMA

 

Vivo y trabajo en Europa.

Ni estoy casada ni tengo hijos pero,

¡uf!, mi familia es numerosísima.

 

¿Religión? Creo en usted: creo en las personas

 

 

Tiene usted muy mala fama.

Cierto, y podría decirse que con razón.

Explíquese

Yo sola podría contaminar hasta 100.000 litros de agua.

¡Es una barbaridad!

Sí, pero eso solo ocurrirá si usted me abandona a mi suerte. Además, como ya le he dicho, no estoy sola. Según datos recientes, en España se utilizan y consumen anualmente unos 400 millones de pilas de todas clases. Más o menos, entre 8.000 y 9.000 toneladas.

¿Tantísimas?

Haga cálculos, estoy en todas partes: radios portátiles, linternas, mandos a distancia, coches teledirigidos, muñecas y en un larguísimo etcétera de aparatos de bajo consumo que me necesitan para funcionar.

Hábleme de su toxicidad.

Según la clase, una pila puede estar compuesta en una u otra proporción por hierro, manganeso, zinc, cadmio, plomo, mercurio, arsénico…

Si todos esos materiales se descontrolaran…

…sí, sería muy peligroso para la salud y para el medioambiente, pero, le diré algo…

Dígame, por favor.

…solo soy peligrosa si ustedes se olvidan de mí y me tiran a la basura mezclada con otros residuos y permiten que me degrade y entre en contacto con la tierra, el aire y el agua.

“¿Futuro? No quiero acabar tirada por ahí o incinerada de cualquier manera”

Me está usted alarmando.

Con razón, porque abandonada, mi carcasa se irá deteriorando lentamente hasta que, poco a poco, los metales tóxicos de mi composición se vayan liberando, entren en el ciclo del agua y contaminen ríos, acuíferos, mares, cultivos…

Es usted una bomba de relojería: ¿hay alguna solución?

Por supuesto que hay soluciones. Tenga en cuenta que actualmente entre el 55% el 75% de los materiales de las pilas son reutilizables.

Y yo, ¿puedo hacer algo?

¡Usted puede hacerlo todo!  Anualmente, en España se recogen y reciclan algo más de 3.000 toneladas de pilas, aproximadamente un 40%  de las pilas consumidas. Muchos ciudadanos están implicados y reciclan sus pilas, pero… lo hacen especialmente cuando, próximos a su domicilio, existen puntos de recogida adecuados.

¿Un último deseo?

¡Dame una oportunidad! Cuando me agote, llévame a un minipunto limpio o a un contenedor específico. Allí me recogerán y me transportarán a un lugar adecuado, donde me reciclarán y reaprovecharán: minimizaremos el impacto, ahorraremos energía, recuperaremos materias primas valiosas…

 

Para más información

www.recypilas.com

http://ecopilas.es

http://dondelotiro.com