• ca
  • es
  • en

Amarillo Azul Gris Marrón Verde Blanco

 

Para reducir el volumen de residuos, ahorrar recursos y contribuir a la conservación del medio ambiente, elijamos productos reutilizables o retornables, consumamos envases grandes en lugar de pequeños y evitemos los envoltorios plásticos innecesarios y las bandejas de porexpan, etc.

Y para ayudarnos a realizar un buen reciclaje y no cometer errores evitables, podemos marcar con los colores adecuados los cubos o recipientes donde depositamos los residuos.

Pero, exactamente, ¿qué significan los colores del reciclaje?, ¿qué debo depositar en cada contenedor según sea su color?

 

  1. Contenedor Amarillo
  2. Contenedor Azul
  3. Contenedor Gris
  4. Contenedor Marrón
  5. Contenedor Verde
  6. Contenedor Blanco

 

 

Contenedor Amarillo

 

En el contenedor amarillo depositamos los envases y las botellas de plástico, las latas de conservas, los envases metálicos y los bricks.

: envases y botellas de plástico, bricks, bolsas y envoltorios, latas de conserva y de refrescos, envases metálicos, bandejas y papel de de aluminio, bandejas de corcho blanco, aerosoles vacíos y desodorantes, film, aerosoles vacíos, etc.

No (errores frecuentes): juguetes de plástico, biberones, chupetes, cintas magnéticas, sartenes y cazos de cocina, cubiertos, cubos de plástico, etc.

 

Contenedor Azul

 

En el contenedor azul depositamos papel y cartón convenientemente plegados para que no ocupen un espacio excesivo.

Sí: envases y cajas de cartón para alimentación, calzado y electrodomésticos, envoltorios de papel, periódicos, revistas, folios, folletos publicitarios, bolsas de papel, sobres y hueveras, etc.

No (errores frecuentes): bricks (están compuestos por cartón, plástico y aluminio) y servilletas de cocina o papeles sucios, papel de aluminio, papel plastificado, libretas con espiral metálica o plástica, etc.

 

Contenedor Gris

 

En el contenedor gris o de restos depositamos todos aquellos residuos que no se pueden reciclar o reutilizar.

Sí: juguetes rotos, biberones, chupetes, utensilios de cocina, pañales, objetos cerámicos, arena para mascotas, pelo, polvo, colillas, etc.

No (errores frecuentes): juguetes aprovechables, pequeños electrodomésticos, cerámicas intactas, etc.

 

Contenedor Marrón

 

En el contenedor marrón depositamos los restos de alimentos que serán útiles para hacer compost con el que fertilizar la tierra o generar energía.

Sí: pieles de frutas, restos y espinas de pescado, plantas, cascaras de huevo o posos de café, etc.

No (errores frecuentes): material no orgánico como objetos de cerámica, pañales, colillas, chicles, toallitas húmedas, cabellos, arena para mascotas, cápsulas de café, etc

 

Contenedor Verde

 

En el contenedor verde depositamos botellas y envases de vidrio.

Sí: botellas, envases de bebidas alcohólicas, de agua o sumo, envases de conservas, frascosde perfume o colonia, etc.

No (errores frecuentes): bombillas, espejos, ceniceros, vasos o vajillas, frascos de medicamentos, etc.

 

Contenedor Blanco

 

En el contenedor blanco, que encontraremos en la gran mayoría de las farmacias, depositamos envases con medicamentos, siempre con su caja y su prospecto para facilitar una separación correcta.

Sí:  envases vacíos de medicamentos (frascos, tubos, ampollas, aerosoles), envases con algún residuo de medicamento, envases con medicamentos, envases con medicamentos necesarios.

No (errores frecuentes): Agujas, termómetros, radiografías, etc.