• ca
  • es
  • en

¿Estamos solos?

 

A veces, tus pequeños esfuerzos diarios  parecen tener muy poca incidencia en el cuidado del medioambiente y ser, por último, gestos inútiles.

 

¿Qué puedes conseguir tú, un único individuo…

 

…dejando de utilizar botellas de plástico de un solo uso?

…cerrando el grifo mientras te cepillas los dientes?

…tomando café de cafetera (en lugar de en cápsulas)?

…utilizando los transportes públicos o caminando un ratito en lugar de ir en el vehículo privado a todas partes?

…o rechazando las verduras, frutas y verduras envasadas en plástico?

 

Muy poco, claro…

 

Conseguirías muy poco, claro, si estuvieras solo…, pero es que, en realidad, aunque a veces pueda parecérlo, no lo estás, en absoluto.

Mientras tú te empeñas en reciclar, en no malbaratar el agua, en reducir el consumo de plásticos de un solo uso… hay mucha otra gente haciendo lo mismo, y también los hay trabajando, explorando o investigando nuevas soluciones.

Por ejemplo, hace unos pocos días supimos (lo leímos en la prensa) que el Centro Catalán del Plástico, institución de la Universitat Politécnica de Catalunya y la ingeniera brasileña  Farayde Fakhouri, doctora en tecnología de los alimentos, han creado un envase alternativo a los plásticos.

 

Un envase biodegradable, de origen natural y…

 

Se trata de un envase biodegradable, de origen natural, elaborado a partir de materias primas de origen vegetal y, aunque parezca increíble, es comestible.

Destinado a ser utilizado por el sector alimentario, el nuevo envase sostenible no solo fomenta la economía circular, también protege los alimentos y alarga su vida útil.

Tras dos años de intenso trabajo, los investigadores han conseguido que este envase natural que proviene de fuentes vegetales permita modificar la interacción del alimento con la atmósfera y, de ese modo,  que se puede alargar la vida de frutas y verduras.

Para Fakhouri, es un objetivo imprescindible:  con esta investigación, afirma, buscan dar respuesta  al «gran derroche global de alimentos, que se calcula en un 33% de la producción total y un 45% de frutas, verduras y hortalizas, según datos de Stop Food Waste Day de 2019».

No es imposible que Fakhouri y su equipo conozcan la letra de la canción «No estamos solos».

 

Y tú, ¿la conoces?

 

Son las ganas de cambiar la realidad

las que hacen que me sienta vivo.

Aunque hay distancias ya no estamos solos

hijos de una misma humanidad

almas que volando buscan ideales.

El mundo ahora podemos cambiar.

Eso quieres tú y contigo lo voy a intentar.

 

 

Si te ha interesado este artículo:

¿Qué saben l@s niñ@s del cambio climático?