• ca
  • es
  • en

¿QUÉ MÁS PUEDO HACER, ADEMÁS DE PROTESTAR?

 

 

 

En los últimos tiempos hemos celebrado el Día Mundial del Medio Ambiente, el Día Mundial sin Coches, la Huelga Internacional de Jóvenes contra el Cambio Climático y una Huelga Mundial por el Clima.

El mundo se ha manifestado de manera clara y contundente en contra de todas aquellas prácticas políticas y empresariales que contribuyen o favorecen a la destrucción del medioambiente.

Durante las últimas semanas:

Todo está bien, incluso muy bien, pero, ahora, una vez pasados estos días, ¿qué?

 

DÍA PERSONAL DEL MEDIO AMBIENTE

 

Como no queremos quedarnos con los brazos cruzados, nos proponemos lo siguiente:

 

 

¿Y si mañana celebras tu propio Día Personal del Medio Ambiente?

 

Veamos qué ocurre

 

07:00 Me levanto y, como tengo una montaña de ropa por lavar, pongo la lavadora: sé que la mayor parte de la energía se desperdicia en calentar el agua, así que escojo un programa corto y con temperatura baja o fría. Lavar con agua a 20º obtiene resultados idénticos a lavar con agua a 40º, pero gasto mucha menos energía.

7:15 Después de desayunar, me lavo los dientes pero, atención, el grifo lo cierro mientras me los cepillo: aunque parezca mentira, a 15 litros de agua por minuto, puedo ahorrar fácilmente 45 litros o más mientras me cepillo los dientes. Y si hago lo mismo mientras me afeito, ya son un mínimo de 90 litros de agua no desperdiciada.

07:45 La lavadora ya ha acabado, pero hoy la secadora ni la miro: no se si lo sabías, pero es el electrodoméstico que más gasta porque consume mucha electricidad. Así que salgo al balcón y aprovecho el calorcito del sol para tender la ropa recién lavada.

08:00 A la calle, a trabajar, pero el coche lo dejo aparcado. ¿Camino un poco? ¿Voy en tren, bus, metro? ¿Llamo a un colega y vamos juntos en su vehículo? No es necesario que me “machaque” pero si dejo de utilizar el coche de vez en cuando, estaré haciéndole un favor a mi corazón, a mis pulmones y a la atmósfera. Tengamos en cuenta que las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el transporte (también el privado) representan una cuarta parte del total.

08:45 Normalmente compró un café en un bar, me lo llevo en un vaso mezcla de papel y plástico, me lo bebo caminando por la calle y lo tiro a una papelera. Hoy no lo voy a hacer: he sido previsor y tengo 5 minutos para tomármelo en el bar. Por ahora, residuos 0.

09:15 En el trabajo, donde a veces pasamos un frío que pela con la refrigeración a tope y, otras veces, un calor que nos cuece en nuestra propia salsa, tomo la iniciativa y les hago un mitin a mis compañeros sobre la necesidad de hacer una regulación inteligente: porque 1 grado más o menos de temperatura supone nada menos que un 5% más o menos de gasto energético.

10:30 Para almorzar, podría ir al colmado y comprar unos donuts (empaquetados) o un par de manzanas (con su envoltorio plástico y su bandeja blanca de porespán), pero hoy, en mi Día Personal del Medio Ambiente, voy a hacer un cambio en mi rutina: en la panadería compro un cruasán y, en la frutería, un par de manzanas a granel (que además han sido cosechadas a pocos kilómetros) y sin bolsa de plástico, que no me hace falta para nada.

19:00 Al salir del trabajo, voy al colmado a por una lata (¿cerveza, refresco?) bien fresquita: me la he ganado.

19:10 Unos metros más allá, en la plaza, estoy a punto de tirar el envase a una papelera, pero me detengo a tiempo. El aluminio es 100 % reciclable siempre y cuando lo depositemos en el lugar adecuado. A un lado, me llama un contenedor amarillo; a otro lado, también muy cerca, una compactadora de latas, perfecta para depositar mi envase.

23:50 Y seguimos así hasta la noche, porque la cotidianeidad está llena de oportunidades, de automatismos revisables, de pequeñas decisiones que solo dependen de mí.

 

Por último, para acabar la jornada, se me ocurre que como todo ha ido bastante bien y me siento un autentico militante del medioambiente, Mi Día Personal del Medio Ambiente podría celebrarlo mucho más a menudo.

 

Si te ha interesado este artículo:

Por el medioambiente, movilizaciones del 20 al 27 de septiembre