• ca
  • es
  • en

¿Un ejército de árboles contra el cambio climático?

En mi opinión, columna de Matusalén

 

Ni soy ministro, ni jefe de estado. Solo soy un árbol y, para colmo, soy un árbol muy viejo. De hecho, soy el tipo más viejo del planeta…, y quiero dar mi opinión.

 

 

 

Recientemente ha llegado a mis oídos que un equipo internacional de investigadores del Instituto de Biología Integrativa del Instituto Federal de Tecnología de Zurich ha publicado en la revista Sciencie un estudio esperanzador.

Parece ser que estos científicos proponen en su artículo plantar árboles, muchos, muchísimos arboles, para reducir los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.

Añaden, además, que incrementar la masa forestal sería la forma más eficaz, rápida y barata de hacer frente a la crisis climática.

Según cálculos de un tal Thomas Crowther, coautor del estudio y ecólogo especializado en el cambio climático, existe en la Tierra espacio suficiente para incrementar un 25% la superficie forestal y, así, reducir un 25% los gases de efecto invernadero en la atmósfera.

 

500.000 millones de árboles sabiamente seleccionados

 

Estamos hablando, en concreto, de plantar 500.000 millones de árboles sabiamente seleccionados (autóctonos, resistentes, apropiados y felices árboles).

Parecen muchos, sí, pero en el estudio recalcan que aun seguiría habiendo espacio para plantar, al menos, un billón de árboles más.

Estos tipos, un puñado de científicos, no son ministros, ni jefes de estado y, según parece, no pretenden hacerse ricos por hacer lo que hacen ni por decir lo que dicen en su artículo.

Solo son eso, científicos, y su propuesta de plantación masiva de árboles parece tener algo muy poco habitual: ¿sentido común?

Pero cuidado, soy un árbol viejo, pero no soy tonto.

 

Es necesario dejar de quemar petróleo, carbón y gas

 

Este maravilloso y pacifico ejército de arboles puede hacer parte, pero no todo el trabajo. Por mucho árbol que plantemos, es necesario dejar de quemar petróleo, carbón y gas que, según dicen, es la principal causa del calentamiento global (además de otras causas, claro, como la ignorancia y la codicia, añadiría yo).

A ver, para ir terminando mi primera columna de opinión en Mundo Blipvert, me gustaría añadir que si yo fuera ciudadano del mundo y pagara impuestos, le pediría a mi gobierno que dejara de gastarse mi dinero en armamento o en fastuosas e inútiles reuniones de políticos de altos vuelos, y  exigiría que lo utilizara en plantar algunos buenos árboles más.

Porque, ¿cuánto cuesta plantar un árbol y dejar que crezca?

 

 

 

También podría interesarte:

 

Blipvert “ficha” a Matusalén, el árbol vivo más viejo del mundo