• ca
  • es
  • en

Bulos sobre el agua del grifo y el coronavirus

 

Tanto en medios de comunicación como en redes sociales se están expandiendo bulos y noticias falsas sobre cuestiones relacionadas con la salud y la prevención de la infección por coronavirus covid-19.

Algunas veces, los bulos y las noticias falsas tienen su origen en la ignorancia y el miedo. Otras veces, en la voluntad de obtener algún beneficio por parte de quienes expanden los rumores.  Y también, cómo no, lo que empieza como una broma un poco gamberra, puede acabar convirtiéndose en una noticia aceptaba y multiplicada por las redes sociales.

Por ello, las autoridades sanitarias (incluida la OMS) se han visto en la necesidad de salir al paso de muchas de estas noticias y desmentirlas categóricamente.

 

ES FALSO

 

Es FALSO que comer abundante ajo en ayunas nos proteja frente al coronavirus.

Es FALSO que hacer gárgaras con agua y sal o vinagre prevengan el contagio.

Es FALSO que existan complementos alimenticios que lo curen

Es FALSO que el frío, el hielo o la nieve lo maten.

Es FALSO que el secador de manos lo elimine.

Y es FALSO que el agua del grifo contagie o propague el coronavirus.

 

En estas tres primeas semanas de confinamiento, ha aumentado enormemente la compra desproporcionada de (al menos) dos productos: el papel higiénico y el agua embotellada.

Aún no hay datos que podamos considerar fiables, pero algunas fuentes estiman que la venta de agua embotellada  (en plástico de un solo uso) ha aumentado cerca de un 70% y se ha convertido en el producto más demandado después del papel higiénico.

La causa del aumento es doble: por un lado, se ha extendido el rumor de que el agua del grifo podía transmitir el coronavirus; por otro lado, el alarmismo llevó a muchos a pensar (y volcar en redes) que dadas las circunstancias habría cortes de agua en los domicilios.

 

El agua del grifo, 100% libre de virus y bacterias

 

Por ese motivo, la Asociación Española de Operadores de Agua Pública y Saneamiento (AEOPAS) se ha volcado en explicar y dar a conocer que el agua del grifo está 100% libre de virus y bacterias, porque “los procesos de potabilización que se llevan a cabo en todas las empresas públicas de agua garantizan la salud del agua que llega a las casas y también garantizan al cien por cien que no pueden transmitir el COVID-19 ni ninguna otra enfermedad”.

Y respecto a los cortes, desde el inicio de la crisis el Gobierno prohibió cortes en suministros esenciales como la luz o el agua, y recientemente esta semana ha dado un paso más y ha acordado considerar “servicios esenciales” tanto el suministro de agua como el saneamiento de las aguas residuales.

Para contribuir a consumo más racional, desde Greenpeace, Julio Barea Luchena, Doctor en Geología, especialidad de Hidrogeología, Ingeniería Geológica y Geología Medioambiental, escribe los siguiente  en uno de sus últimos artículos:

“Sin restar gravedad a la crisis sanitaria que estamos viviendo, y por la que tantas y tantas familias están sufriendo la pérdida o enfermedad de sus seres queridos, desde Greenpeace también nos vemos en la responsabilidad de decir que no es necesario consumir agua embotellada durante la crisis del COVID-19. El agua del grifo es segura respecto a la transmisión del virus”.

 

¿Conclusión?

 

Si antes bebías agua del grifo, ahora puedes seguir haciéndolo.

Si antes no bebías agua del grifo, ahora podrías probarla: quizás te sorprenda agradablemente y le ahorres al medioambiente unos cuantos cientos (o miles) de envases plásticos.

 

Si te ha interesado este artículo

 

23 años y casi 400.000 contenedores amarillos después…

 

Los plásticos, ¿tienen los días contados?